Publicada en

¿Qué tanto sabes del clítoris?

En materia sexual el clítoris es casi un desconocido para la sociedad y lo digo porque solo hasta 1.987 le dieron su reconocimiento como órgano sexual, entorno a él giran muchos mitos y también hay mucha desinformación, lo que me parece indignante es que solo se le haya reconocido hace 33 años, incluso yo había nacido para aquel entonces. Para empezar, el clítoris es un órgano exclusivo de las mamíferas y está diseñado únicamente para dar placer, es visible en un 20%, pero debajo de la piel se esconde el 80% restante con más de 8.000 terminaciones nerviosas para derretirnos de placer.

Además de ser un órgano delicado que va creciendo en tamaño durante su excitación, se puede estimular con lubricantes específicos, la cosmética erótica es una gran aliada y en este caso los juguetes sexuales, en especial los succionadores y las balas vibradoras son ideales para activar de forma interna y externa la zona, pero en especial para regalar multiorgasmos maravillosos. Otro gran aliado para la zona íntima (hablo del clítoris, labios y canal vaginal) es un trozo de jengibre sin cáscara, una vez pelado, puedes sacar su zumo y mojar el clítoris, eso producirá un leve cosquilleo que estimula poderosamente y sí lo introduces superficialmente en la vagina por unos minutos, aumentará la sensación de placer.

Y aunque el clítoris no ha sido tan famoso como el pene, porque solo hasta hace poco se empezó a hablar de su forma, debemos visibilizarlo para cambiar de una vez por todas con esos métodos heteropatriarcales de la enseñanza y esa idea falocentrista de que la sexualidad femenina y el goce íntimo están ligados únicamente a la penetración. Este órgano es más que eso, su función específica es proporcionar placer, por eso su estructura cavernosa y su longitud entre 9 y 11 centímetros va cambiando como respuesta a la estimulación sexual táctil. De hecho por muchísimos años fue un completo desconocido entre los estudios del cuerpo femenino y había sido rechazado porque no cumplía una labor reproductiva, incluso en algunas culturas es mutilado para obtener control sexual sobre las mujeres, ya que el orgasmo nace en el clítoris y se extiende a la vagina, a pesar de que nos hablaron de dos tipos de orgasmos (vaginal y clitoriano) y además nos inculcaron la penetración como única finalidad en el sexo.

Hoy las mujeres le damos un vuelco a nuestra sexualidad y empezamos a prestar atención a ese botón que nos llena de felicidad, por eso en conmemoración al día internacional del orgasmo femenino (8 de Agosto) regálate uno bien grande. Sí quieres más información, puedes buscarnos en facebook e instagram para conocer más sobre educación menstrual, ubicanos como Comunidad Ágata y no te olvides de celebrarlo en grande.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *