Publicada en

Las aterradoras prácticas en nombre de la medicina

La lupa se posa nuevamente sobre el mundo médico para reconocer que cientos de mujeres fueron violentadas y no fueron conscientes de su contribución a la ciencia, porque lastimosamente la historia estuvo salpicada por las más oscuras perversiones médicas y se mantuvo oculta durante años, construyendo lo que hoy conocemos como el conocimiento de la anatomía femenina, pero que se cuentan como historias de terror debido a la violación de todo tipo de derechos humanos y crímenes en nombre de la medicina. Visibilizar esta verdad, es indispensable para avanzar y eliminar las violencias que atraviesan a las mujeres desde una de las industrias más poderosas, la industria médica.

Henrietta Lacks, una mujer que aportó significativamente a la ciencia.

Hablar de avances médicos e investigaciones sobre el cuerpo femenino, también es hablar de víctimas fatales. Todo comenzó cuando los hombres remplazaron por completo a las matronas en el proceso del parto y en la asistencia del cuidado de la mujer, introduciendo el espéculo en sus prácticas en el siglo XVI y a pesar de ser un instrumento poco apetecido, sirvió de gran ayuda para observar la cavidad profunda, el cérvix y facilitar la toma de muestras, que incluso es de uso frecuente en la actualidad.

Luego llegaron los fórceps, un instrumento obstétrico para la extracción fetal, ideado por el cirujano Peter Chamberlen que acostumbraba vendar los ojos de sus pacientes para evitar traumarlas. Su práctica estuvo en secreto por más de 150 años hasta que lo presentó al mundo médico como una solución efectiva para el nacimiento. Peter, fue de los primeros hombres en documentar un parto y desde allí dejó de considerarse un proceso natural, pasando a ser una intervención médica, que logra patologizar a las personas embarazadas. Por eso actualmente vemos la gestación como un estado delicado de salud y evitamos los partos en casa, o bajo el agua.

El reconocido doctor Falopio que seguramente hace parte de los antiguos textos de anatomía, cometió extracciones sin anestesia a esclavas negras con el fin de llegar a conocer la estructura y el tejido de las trompas. Debido a esto, en pleno siglo XXI su nombre se suprime del cuerpo y se renombran como «trompas uterinas” de esta forma transformamos la nomenclatura y libramos del patriarcado a las partes del cuerpo femenino.

Entre las historias más macabras tenemos la de William Hunter y William Smellie, qué se hicieron muy famosos en el mundo de la medicina por sus precisos dibujos anatómicos del embarazo. Su propósito, era conocer la anatomía de la gestación y aunque pudieron revolucionar la historia de la medicina para salvar vidas, como maestro y aprendiz, se convirtieron también en los responsables de la mayor serie de asesinatos de la época, 39 mujeres en su último mes de gestación, todas migrantes, pobres y esclavas, acabaron diseccionadas para su obra, Anatomía del Útero Humano Grávido, pero además, para sorpresa de muchas personas, actualmente son considerados los padres de la obstetricia y la ginecología a pesar de su pasado.

Otro médico que destaca es Marion Sims, quién relata en su autobiografía para la investigación de la fistula vaginal, que tuvo que pasar momentos agonizantes en su hospital, ya que operaba a mujeres negras para continuar siendo mulas de trabajo, reparaba el desgarro de las paredes vaginales que muchas veces se debía a la desnutrición por ser esclavas, incluso después del parto ellas presentaban mayor probabilidad de inflamación. Y gran parte de sus procedimientos se hacían sobre una mesa a 4 patas, donde más hombres sostenían a las mujeres, sin utilizar ningún tipo de sedante, solo opio después de la experimentación. Estos actos desde la medicina se justificaron debido a un pensamiento instalado de que las mujeres negras no sentían igual que las blancas, bajo la justificación de que su objetivo era curar, los exoneraron de toda responsabilidad y aunque admitieron la controversia, nunca aceptaron la violación ética de los procedimientos, ya que dicen que se debió desde un contexto histórico más amplio entre el siglo XVI y XX, pero además, eliminar a Sims supondría también suprimir el papel de aquellas mujeres negras que se sacrificaron por la historia. Por eso la finalidad es acabar con el nombramiento patriarcal de nuestro cuerpo, para que no haya rincón bautizado con el nombre de ningún descubridor. Aquí les dejamos algunas recomendaciones como nueva bibliografía👇

Las glándulas de la eyaculación

Las antiguas glándulas de Skene (ginecólogo escoces) ahora se les llama, glándulas parauretrales. Las glándulas de Bartolino (médico danés) ahora se les reconoce como las glándulas de Lucy y Betsy y finalmente las trompas de Falopio, que ahora son llamadas las trompas uterinas.

Asimismo, es necesario resaltar la labor de Henrietta Lacks, quién terminó siendo una mujer afrodescendiente donadora involuntaria de células cancerígenas, las cuales fueron cultivadas por George Otto Gey sin ningún consentimiento, para originar una línea de cultivo celular inmortal. Henrietta, fue sedada y robaron una muestra de su cérvix para la investigación del cáncer, sus células sirvieron para crear la vacuna de la polio y nadie ha reconocido su aporte a la salud y a los avances de la medicina ginecológica, por eso es momento de resaltar ésta figura que aportó significativamente a la evolución de la salud íntima femenina, porque sabemos que el fin no justifica los medios, en especial cuando los hechos fueron tan abusivos y atroces con las mujeres.

Publicada en

Qué tanto sabemos de nuestra fertilidad?

Nacemos en una sociedad que nos educa a través de la cultura y lastimosamente es poca la información y mucho el tabú que ronda frente al ciclo menstrual, para saber qué tanto sabemos las mujeres de nuestra fertilidad se hace necesario empezar con otra pregunta:

¿Sabes cuántos días al ciclo eres fértil? Las mujeres no somos fértiles todo el tiempo porque solo 1 o 2 días al ciclo, el óvulo es apto para fecundar y justamente se da durante el trayecto que tarda en recorrer la trompa hasta llegar al útero, mientras que los cuerpos masculinos son fértiles todos los días del año, pero gracias a otros factores como el moco cervical, ampliamos la ventana fértil femenina de 6 a 7 días, ya que los fluidos mantienen con vida los espermatozoides, es decir, durante los días previos a la ovulación el moco cervical crea el ambiente ideal y puede mantener hasta por 5 días a los soldados.

Aunque seria genial ovular el mismo día, siempre es el que más tiende a cambiar entre nuestros ciclos, por eso lo mejor para descubrir cuándo estamos ovulando o cuándo nos estamos acercando a ese día, es aprender a agendar en cíclico para identificar los cambios naturales del organismo. Escuchar lo que dice el cuerpo y plasmar los sentimientos que se viven durante el día hacen parte de la tarea, sacar 2 minutos de nuestra rutina nos permite reconocer los cambios y nos enseña a ser más conscientes y responsables de nuestro cuerpo.

¿Y entonces cómo calculas los días fértiles? Aunque no es inmediato porque todos los ciclos que atravesamos durante la vida fértil son distintos, al igual que cada sangrado menstrual, generalmente la etapa qué más variaciones tiene es la fase folicular, es decir el momento donde se da la maduración y expulsión del óvulo a través de la trompa uterina. Aunque no podemos predecir con exactitud cuándo vamos a ser fértiles, el organismo nos muestra diversos cambios que evidencian este proceso, entre ellos está el aumento de la temperatura basal, como también el cambio del moco cervical, pero una de las maneras más prácticas para identificar los días fértiles es agendando en cíclico, como mínimo 6 meses. Allí no solo los patrones de comportamiento y los síntomas que el cuerpo manifiesta serán indicadores para predecir la fecha fértil, sino que serás consciente de que la ovulación no se produce en la mitad del ciclo, sino cuando la variación hormonal permite el proceso, el cual está supeditado a los niveles de estrés a los que esté expuesto el organismo.

Si me educo desde la consciencia de los cambios que sufro, será más evidente la identificación de las fases que atravieso, tendré las herramientas suficientes para no exigir el cuerpo y administraré mejor la energía. Para más información, descarga tu diagrama lunar en: http://lacopitamenstrual.com/descargar-diagrama-lunar/

 

Publicada en

EL 8 DE MARZO SE GRITA

Si pensamos que el 8 de marzo es una fecha para recibir regalos, deberíamos detenernos a comprender la historia para resignificar su verdadero sentido. No deberían celebrar la muerte de cientos de mujeres trabajadoras en condiciones inhumanas, sin protección a la maternidad, con tratos despectivos y bajo salarios míseros, porque dentro de todo, el 8 de marzo es un día para perpetuar la lucha que las guerreras alrededor del mundo han mantenido para que hoy podamos disfrutar algunos derechos.

Tenemos que entender que las mujeres hemos sido víctimas constantes de una sociedad patriarcal que controla y nos amenaza para no emancipar, por eso a pesar de la lucha y la organización de miles de mujeres obreras, hoy prácticamente se celebra una fecha comercial donde los hombres regalan flores y desvirtúan la lucha por la igualdad de género expresando amor romántico y dominante a una mujer sumisa, bombardeada por la publicidad que quiere cambiar su cuerpo y proyectar la imagen de mujer exitosa, donde hasta ahora las luchas ganadas sólo representan el derecho al voto, el acceso a cargos públicos y el derecho a usar falda y bikini como legado de emancipación femenina.

Por eso éste y todos los días, en la comunidad Ágata rechazamos todo tipo de violencia contra la mujer, con que podamos sentirnos seguras, respetadas y valoradas es más que suficiente para empezar a hablar de igualdad de género. Utopía o no, es un sueño que millones de mujeres en el mundo tienen, todas queremos vivir en un mundo seguro, sentirnos a salvo en familia y en pareja.

Mientras las mujeres esperen un regalo de su hombre ése día y no levanten la voz para callarlo cuando las maltrata o las golpea, seguiremos siendo desiguales. Mientras nos cosifiquen y nos sigan juzgando por nuestro comportamiento, mientras existan los concursos de belleza, los estereotipos, la dependencia emocional, la desigualdad salarial y profesional y mientras penalicen el aborto y perpetúen el miedo en nosotras, no seremos libres en nuestros cuerpos, la lucha es de cada una por eso el 8 no se celebra, se grita a todo pulmón el deseo de un trato igual.

Nos mueve el deseo

 

Publicada en

AUMENTA LA TONICIDAD VAGINAL

tonicidad vaginal

Si es la primera vez que escuchas la palabra Kegel, es hora de familiarizarte con el término pues a mediados de 1980, el Doctor Arnold Kegel desarrolló una técnica de ejercicios para aumentar la tonicidad vaginal y evitar la incontinencia urinaria en las mujeres; lo mejor fue que a lo largo de los años estos ejercicios evidenciaron beneficios en la recuperación del parto, la potencialización de los orgasmos y la disminución del estreñimiento, ya que actúan directamente fortaleciendo el suelo pélvico.

¿Cómo funcionan?

Los ejercicios de kegel tonifican el músculo pubococcígeo y entre más tonificado esté, el orgasmo tiende a ser más intenso. Aunque sabemos que sólo el 25% de las mujeres siempre alcanza el clímax durante el coito, los orgasmos siempre son impredecibles. Los ejercicios kegel no sólo van a fortalecer y tonificar los músculos vaginales; sino que mejorarán la circulación sanguínea de la vagina, aumentando la sensibilidad y la lubricación vaginal.

Al aumentar la tonicidad vaginal es posible que tu pareja experimente un mejor acercamiento sexual, ya que los hombres sienten la vagina más tonificada y fléxible. Además, si lo realizas durante el coito, puedes incluso provocarle un orgasmo a tu pareja con mayor facilidad. Cuando el suelo pélvico está débil, suele presentarse incontinencia urinaria, prolapsos o molestias bajas, por eso lo mejor es poner esos músculos a trabajar. Además, como dato curioso, unos cuantos kegel pueden acercar tu copa menstrual a la entrada vaginal, así no tendrás miedo de ubicarla más arriba.

¡Ponte a practicar ahora mismo!

Repite 10 veces la contracción de tu suelo pélvico durante 3 segundos y relaja 3 segundos más.

Contrae una vez más durante 8 segundos y relaja durante 3 segundos más, repite esta actividad otras 10 veces. Practícalo con frecuencia (5 veces a la semana) y sin duda notarás una mayor tonicidad vaginal.

Publicada en

UN MÉTODO SEGURO PARA LA MENSTRUACIÓN

using-canva

Es común que las mujeres deban enfrentrarse a problemas de irritación, flujos vaginales, mal olor o complicaciones mayores durante su ciclo, ya que la mayoría de los síntomas se deben del uso de toallas higiénicas y tampones. Lastimosamente también se suma la desinformación para preservar la higiene íntima, porque generalmente las mujeres se quedan cortas frente al conocimiento de su sangrado menstrual y hacen caso omiso a los síntomas que padecen durante años. Al parecer, es consecuencia del modelo publicitario que nos invita a consumir productos, sin conocer los riesgos que se puedan presentar.

¿Cómo surge todo?

Hoy día, gracias a los esfuerzos de Leona Chalmers, las mujeres pueden acceder a la copa menstrual hace más de 80 años y aunque sigue siendo un método desconocido, es el más económico, beneficioso y ecológico, porque no genera impacto ambiental y se reutiliza durante 10 años.

Gracias a las recomendaciones de las usuarias, el uso de la copa menstrual sigue siendo una tendencia en Colombia y en el mundo; cada vez son más las que se animan a probar éste método reutilizable, a pesar del estigma que genera su uso al interior de la vagina. La copa menstrual hasta el momento lleva la delantera y se establece como la alternativa más novedosa por sus beneficios en salud y porque más allá de su comodidad, no genera gasto adicional.

¿Y cuales son los beneficios?

Particularmente se le conoce porque sustituye el uso de métodos desechables, evita el padecimiento de infecciones y se puede usar durante todo el ciclo menstrual, e incluso dormir con ella. No genera desechos tóxicos, es de fácil manejo y es ideal para las mujeres que sufren flujos abundantes, realizan actividad física intensa o padecen con regularidad infecciones íntimas. Su secreto radica en estabilizar el pH por la ausencia de químicos y algodones que cambian el entorno natural de la vagina, de ahí la practicidad del método.

En un momento en el que el tema de residuos gana importancia, la copa menstrual va un paso más adelante de los métodos tradicionales, porque mitiga el impacto ambiental. El problema es que el negocio de los productos desechables mueve miles de millones de pesos en Colombia, haciendo lenta su difusión, ya que son muchos los intereses detrás de los úteros y la higiene menstrual de las mujeres ¡Por eso es mejor informarse!

copa menstrual
Una forma revolucionaria de llevar el periodo